Seleccionar página

Limpiar cañerias obstruidas

Suele suceder que las cañerías se obstruyan, sin importar si son nuevas o no, generando molestias, olores desagradables y en algunos casos hasta inundaciones. Por suerte, contamos con una serie de recursos para poder enfrentar este problema.

 
Las obstrucciones más comunes se dan por acumulación de objetos pequeños, como ser: tierra, piedras pequeñas o papel, entre otros.

 
En el caso de papeles, cartones o algún objeto de esa especie, si no se puede remover se tendrán que disolver en grado suficiente para liberar la obstrucción. A tal efecto, hierva agua y tome un cubo común, agregue dos puñados de jabón en polvo u otro limpiador en polvo, arrojando luego, el agua hervida sobre el producto. Inmediatamente vierta la mezcla en la cañería y aguarde. Por último, arroje solo agua caliente para comprobar el estado de la cañería.

 
Cuando la obstrucción la ocasionan la tierra o piedras pequeñas y si tiene acceso a ambos extremos del caño a liberar, obstruya uno de ellos y comience a inundar el tramo hasta que la presión del agua empuje los restos hacia la única salida que tiene ahora la cañería.

 
Caso contrario, llene la cañería y utilice un émbolo, no una sopapa, y aplique presión sobre el líquido esperando que esta presión se transfiera a la obstrucción y la libere.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar