Seleccionar página

Limpieza de bañeras percudidas o con óxido

Empresa de reparación de bañeras

Mantener la limpieza de las bañeras es una tarea que se dificulta sobre todo si no se efectúa con frecuencia. Además, hay que poner especial atención al tipo de material que las constituye, pues a partir de allí se sabrá qué acciones tomar.

 
Para las bañeras de metal enlozadas, las manchas suelen generar marcas amarronadas como el óxido u oscuras que tampoco son fáciles de quitar, especialmente en las zonas próximas al ingreso y salida de agua.

 
Para comenzar identifique todos los lugares en donde esta percudida la bañera y luego tome un trapo áspero y seco con el que frotará la superficie a la que previamente se le arrojará bicarbonato. Si esto no llegara a resultar, enjuague la zona con agua caliente y aplique luego una capa de peróxido de hidrógeno y raspe con un trapo o con viruta de metal fina, de modo que no raye las paredes. También puede probar con thinner, el cual es muy efectivo.

 
Para las manchas de óxido, utilice un poco de sal que esparcirá sobre el área afectada y sobre la cual arrojará un poco de jugo de limón. Frote reiteradas veces y repita el procedimiento varias veces. Para finalizar enjuague con abundante agua.

 

Recurso recomendado: Redesban una empresa de Madrid dedicada a la reparación de Bañeras. Son muy buenos.

Limpieza de hierro

Limpieza de muebles de hierro

En los cerramientos de hierro, el principal factor de deterioro es la oxidación que irremediablemente atacará la estructura. Es recomendable protegerla cada uno o dos años con la aplicación de esmalte sintético siempre y cuando no esté ya afectada por herrumbres. En tal caso, la superficie debe ser alisada, quitando primero los fragmentos de esmalte viejo y descascarado, para luego emparejar el desnivel en la pintura creado por la remoción antes efectuada. Esto se realiza de tres maneras distintas:

  1. Mediante sucesivas aplicaciones hasta lograr que el mismo esmalte lo empareje
  2.  Mediante el rellenado con masilla destinada a metales
  3. Quitando todo el esmalte, descascarado o no, mediante la aplicación de un removedor.

Antes de elegir el camino a seguir, se debe lijar el metal a fin de limpiarlo del óxido que pueda presentar, dado que se usará como acabado un convertidor de óxido y éste exige que la superficie donde se aplique se encuentre limpia y libre de partículas. Una vez seco el convertidor podremos colorar con esmalte sintético.
Siguiendo estos pasos, los marcos estarán siempre relucientes.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar