Seleccionar página

Obstrucción de cañerías: métodos básicos de limpieza

Limpiar cañerias obstruidas

Suele suceder que las cañerías se obstruyan, sin importar si son nuevas o no, generando molestias, olores desagradables y en algunos casos hasta inundaciones. Por suerte, contamos con una serie de recursos para poder enfrentar este problema.

 
Las obstrucciones más comunes se dan por acumulación de objetos pequeños, como ser: tierra, piedras pequeñas o papel, entre otros.

 
En el caso de papeles, cartones o algún objeto de esa especie, si no se puede remover se tendrán que disolver en grado suficiente para liberar la obstrucción. A tal efecto, hierva agua y tome un cubo común, agregue dos puñados de jabón en polvo u otro limpiador en polvo, arrojando luego, el agua hervida sobre el producto. Inmediatamente vierta la mezcla en la cañería y aguarde. Por último, arroje solo agua caliente para comprobar el estado de la cañería.

 
Cuando la obstrucción la ocasionan la tierra o piedras pequeñas y si tiene acceso a ambos extremos del caño a liberar, obstruya uno de ellos y comience a inundar el tramo hasta que la presión del agua empuje los restos hacia la única salida que tiene ahora la cañería.

 
Caso contrario, llene la cañería y utilice un émbolo, no una sopapa, y aplique presión sobre el líquido esperando que esta presión se transfiera a la obstrucción y la libere.

Limpiar techos de cristal

Limpieza profesional de techos de cristal en Madrid, España

Un techo de vidrio es una decisión importante para la cual es necesario tener en cuenta los siguientes dos factores fundamentales: los posibles golpes que los vidrios recibirán y la suciedad que se acumulará sobre la superficie.

En relación a los golpes, el origen más probable es el granizo, siendo éste en algunas ocasiones, lo suficientemente grande como para fracturarlos. Lo recomendado en este punto es elegir un material que, aunque se quiebre, no se desprenda del cerramiento, evitando de esa manera posibles accidentes.

Con respecto a la limpieza, las dificultades aumentan con la altura del techo. Estudie cuidadosamente las formas de acceso, pues aunque el mismo sea corredizo, si se encuentra a gran altura será difícil lavarlo.

Lo más recomendable es planificar limpiezas periódicas, permitiendo que la suciedad se acumule lo mínimo entre sesiones. Para tal efecto utilice limpiadores de cristal y evite detergentes de alta viscosidad pues tienden a crear líneas al secarse, lo cual será fácilmente observable desde abajo.

Recuerde además tener a mano pedazos de tela limpios para el secado de los cristales de forma que no haya evidencias de la tarea realizada. Si posee paredes alrededor, procure que las mismas estén en condiciones y no desprendan fragmentos de revoque. Recuerde que en estos casos, la planificación es vital para poder disfrutar de tan elegante elección.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar